En todo el mundo, casi el 20% de todas las víctimas de la trata son niños. De los 5 millones de niños que son víctimas de la trata, el 66% son niñas

Información general sobre el recurso:

Idioma: inglés

¿De qué se trata?

Basado en datos recopilados de 155 países, ofrece la primera evaluación global del alcance de la trata de personas y lo que se está haciendo para combatirla. Incluye: una descripción general de los patrones de tráfico; medidas legales tomadas en respuesta; e información específica de cada país sobre casos denunciados de trata de personas, víctimas y enjuiciamientos.

En la presentación del Informe en Nueva York, el Director Ejecutivo de la UNODC, Antonio Maria Costa, dijo que “muchos gobiernos todavía lo niegan. Incluso hay negligencia cuando se trata de informar o enjuiciar casos de trata de personas”. Señaló el hecho de que, si bien el número de condenas por trata de personas está aumentando, dos de cada cinco países cubiertos por el Informe de la UNODC no habían registrado una sola condena.

Según el Informe, la forma más común de trata de personas (79%) es la explotación sexual. Las víctimas de explotación sexual son predominantemente mujeres y niñas. Sorprendentemente, en el 30% de los países que proporcionaron información sobre el género de los traficantes, las mujeres constituyen la mayor proporción de traficantes. En algunas partes del mundo, la trata de mujeres es la norma.

La segunda forma más común de trata de personas es el trabajo forzoso (18%), aunque esto puede ser una tergiversación porque el trabajo forzoso se detecta y denuncia con menos frecuencia que la trata con fines de explotación sexual.

En todo el mundo, casi el 20% de todas las víctimas de la trata son niños. Sin embargo, en algunas partes de África y la región del Mekong, los niños son la mayoría (hasta el 100% en partes de África Occidental).

Aunque la trata parece implicar que las personas se trasladen a través de los continentes, la mayor parte de la explotación tiene lugar cerca de casa. Los datos muestran que la trata intrarregional y nacional son las principales formas de trata de personas.

El Protocolo de las Naciones Unidas contra la Trata de Personas, el principal acuerdo internacional en este ámbito, entró en vigor en 2003. El Informe muestra que en los últimos años el número de Estados miembros que aplican seriamente el Protocolo se ha más que duplicado (de 54 a 125 de los 155 Estados cubiertos). Sin embargo, todavía hay muchos países que carecen de los instrumentos legales o la voluntad política necesarios.

“Este informe aumenta nuestra comprensión de los mercados de esclavos modernos, pero también expone nuestra ignorancia”, dijo el Sr. Costa. “Tenemos un panorama amplio, pero es impresionista y carece de profundidad. Tememos que el problema se agrave, pero no podemos probarlo por falta de datos, y muchos gobiernos lo están obstruyendo”, admitió. Por lo tanto, el director de la ONUDD pidió a los gobiernos y científicos sociales que mejoren la recopilación y el intercambio de información sobre la trata de personas. “Si no superamos esta crisis de conocimiento estaremos combatiendo el problema con los ojos vendados”, advirtió.

En un panel de discusión sobre “Exponer la negación y el descuido benigno”, el Sr. Costa pidió a los gobiernos, al sector privado y al público en general que intensifiquen la lucha contra la trata de personas. “Debe hacerse más para reducir la vulnerabilidad de las víctimas, aumentar los riesgos para los traficantes y reducir la demanda de bienes y servicios de los esclavos de hoy”, dijo.

Para aumentar la conciencia pública sobre la trata de personas y unir al mundo para combatirla, el Sr. Costa nombró a la actriz Mira Sorvino, ganadora del Premio de la Academia, como Embajadora de Buena Voluntad para Combatir la Trata de Personas. “Sabemos que el compromiso de Mira con la difícil situación de las víctimas de la trata impulsará a las personas a tomar medidas contra la esclavitud moderna”, dijo el Director Ejecutivo de la UNODC.